fbpx
golpes-en-las-llanta-01

Golpes en las llantas

Los golpes en las llantas, también conocidos como “chipotes,” son una protuberancia que aparece en las llantas como consecuencia de varios impactos en los costados. Estos pueden ocurrir después de pasar por baches o tener choque

Los golpes en las llantas, también conocidos como “chipotes,” son una protuberancia que aparece en las llantas como consecuencia de varios impactos en los costados. Estos pueden ocurrir después de pasar por baches o tener choques.

Razones

La llanta está construida por distintas capas de goma, textiles metálicos y elementos fibrosos que se dañan con cada golpe, lo que permite que la presión empuje hacia afuera y se formen estos golpes en las llantas.

Riesgos

A pesar de lo que muchos puedan llegar a pensar, estos golpes pueden ser muy graves para las llantas, ya que significa que de forma interna las fibras están dañadas y la presión puede ser tan fuerte que puede provocar que la llanta reviente.

Presta especial atención si tus llantas delanteras tienen estos golpes, ya que en caso de que estallen, puedes perder el control de tu vehículo y causar un accidente si vas a altas velocidades.

¿Qué hacer?

El primer paso es revisar el “chipote”. Verifica su tamaño y si se encuentra en la zona delantera o trasera. Si está en la parte delantera y es un golpe pequeño lo mejor es pasar la llanta a la parte trasera para evitar accidentes.

Si el “chipote” es muy grande lo más recomendable es cambiar la llanta, ya que corres un gran riesgo de que el neumático reviente. Recuerda que manejar a alta velocidad, las altas temperaturas, los baches o volver a tener un impacto, aumentan las posibilidades de que tu llanta reviente.

¿Los puedo reparar?

De acuerdo con los expertos en mecánica, no es posible reparar un chipote. En algunas ocasiones, algunos mecánicos afirman que es posible arreglar la llanta a través de parches o utilizando una técnica llamada “seccionado”, en la que se retira la parte donde se encuentra el chipote y se destruye el interior de la llanta.

A pesar de la creencia popular, estos procedimientos son altamente peligrosos y no se recomiendan, ya que debilitarían la consistencia, seguridad y elasticidad de las llantas en general.

Si quieres saber más información sobre este u otros temas relacionados, no dudes en mandarnos un correo a [email protected]. Con gusto te ayudaremos a encontrar más información sobre algún tema en el que estés interesado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Entérate de las novedades

Por favor espera...

Suscríbete a nuestro boletín

Ingresa tu dirección de correo electrónico y nombre abajo para recibir novedades del blog.